CACHOS DE CIELO

Se me cayeron tantas cosas

tantos cachos de Cielo

que ando descelajado y con zurrones

llenos de trozos idos

descerrajados rotos

 

Y quién puede saber

en cual allá se juntan

los muy tantos desjuntes

que hallé el los recovecos del camino

– sin poner intención muy casi siempre –

en mi constante erranza hacia nodondes

 

Se me han destemporado los andares

en este mi aquí-ahorando

por causa sí de artrosis y el apuro

del llegar aún más lejos con mi perro

de los tantos senderos recorridos

en compaña feliz de la amistad

amigos ambos de los cerros

 

Como el pájaro avión

desprovisto de anclajes

del telúrico lazo terrenal

así soñamos juntos libertad

cuando nos transponemos

tumbados en la hierba

descansando tan sólo un breve rato

descansando del tanto errabundar

 

o o o O o o o

 

Se me cayeron tantas cosas

tantos cachos de cielo

……………………………..

Y ayer murió mi perro

 

(Se dejó morir como obediente

que siempre fue al cariño

de las llamadas del amigo

Hasta su fin fue noble

fiel al lazo invisible

de eso que es «empatía»

con los que le quisimos

 

Obedeció una voz que le llamaba

con el fuerte tirón de Madre Tierra

esa que tanto amaba

que escudriñó y olió en sus correrías

 

Obedeció esa voz y se marchó

y así murió mi amigo y compañero

Y así murió mi perro)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.