CANTO A LA TIERRA

Con voz radicular y pandiciente

concito cumbres olas bosque y meandros

océanos regatos prímulas praderasP1030948

musgos y helechos húmedos de sombra

desiertos calcinados como lunas

floraciones y herbales lujuriantes

cordilleras y fosas abisales

Y también todo aquello -todo todo-

que habiéndose movido por sí propio

en la flama trémula del tiempo

reposó bajo tierra entre los evos

renovando los humus y los huertos

dibujando caminos

y afán de labradores

 

Canto a una Amada tan feraz

que es amada y amante de consuno

que es amante y amada en mismo lecho:

el que habito al solaz de umbría y playas

donde con atmosféricos sonidos

entretejo la urdimbre

de las trovas coros y cantigas

que me borbotan asaz incontenibles

 

Y en el espacio externo que imaginoP1120598

canto tus azulísimos celajes

y las policromías

que los rayos de Sol te redescubren

en cada nanoinstante

 

o o o O o o o

 

Y en la silente calma del hechizo

de estrelladas veladas montaraces

– que frecuento a mi gusto –

umbilicado a Ti

aún prolongo mi canto

hacia el bruno horizonte constelado

que preña sus texturas

con galaxias y cúmulos lejanos

e insondables innúmeros  misterios

que arquitraban el Cosmos

que nos habita y habitamos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.