AL «MIENTRASTANTO»

Y mientras y por siempre al mientrastanto,

esperamos –quién sabe cada cual-,

esperamos que pase

un “algo-diferente”:

el evento que cambie el ahora-estando,

p´a alterar nuestras vidas

y, bueno, ser felices,

con dinero, poder y esotras cosas

(panoplias bien nutridas

 y blasones señeros;

conquistas y fortunas;

-no se me ocurre más de la opulencia).

 

Y al mientrastanto deseamos

que confluya el milagro y lo crucial,

algo rotundo que destroque

el monótono ritmo del cotidio.

Algo total que altere el existiendo,

que cambie trayectorias

que rote los vectores.

 

o o o O o o o

 

Y al mientrastanto que esperamos

que el “milagro” acontezca,

acontece el milagro,

la maravilla que esperamos,

el eso que aguardamos:

Lo que pasa es la Vida,

que sin siquiera percibirlo

se nos derrama entre las manos,

como el agua del río que tomamos

entre los dedos bien cruzados

para saciarnos la sed de los caminos.

 

o o o O o o o

 

No pasan los milagros.

El milagro que pasa

se llama Vida,

y es color agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.