MUJERES DE ITACA Y ORIHUELA

A ese inmenso enamorado que fue Miguel Hernández (in memoriam)

Como si la Lulú de Berg se enamorara

Busto de la Estatua de Mariana Pineda y Muñoz, como homenaje a su heroico silencio y cruel asesinato, en la Plaza de su nombre de Granada

O como si Medea perdonase

Como una Salomé sin sed de sangre

Como Ariadna hilvanada a un fiel Teseo

O como una Rusalca

preñada de futuros

Como una Carmen libre en sus canciones

sin poseedores de sus cantos

O como esa Mariana de Pineda

capullo en floración más tierno y bello

sin silencios ni acosos:

sólo un beso de amor a su nobleza

 

Es como si palpitara todo cerca

de esa femineidad que a Gaia encarna

y que gesta en su seno

Tomada de la web (Cultura_inquieta3)
Expansión, de Paige Bradley-New York

pletórico y feraz

todo aquello que siente mira o piensa

 

Desde el hombre que soy, enamorado,

amo esa fuerza grácil y sensual

esa fecundidad esa belleza

ese saber estar que es casi magia

que viste a la MUJER con elegancia

casi por sólo ser ese milagro

que llamamos mujer

…y se llama TERNURA

 

o o o O o o o

 

La amplísima Paloma de la ¡¡¡Paz!!!

remonta allende el Mar

transfigurándose en Gaviota

mujeres de la Tierra y de la Mar

que cual ninfas solaces o sirenas

nos propician la calma y la templaza

cuando los cataclismos provocados

por la vesania de los hombres

vierten sangre dolor y sufrimiento

Fotocomposición tomada de la web con ref. 650_1200
Fotocomposición tomada de la web con ref. 650_1200

entre cascotes derrumbados

ensangrentando a niños con la Muerte

 

Y es que sólo podría

este Mundo falaz y enloquecido

variar su rumbo hacia “lo humano”

en fraternal compaña y mutua ayuda

desde sólo un lugar y un solo dónde:

ce sera réalisé

par le coeur de la femme”

-como escuché a Simone

(fue en el 68):

“par le coeur de la femme”

 

o o o O o o o

 

Y en Orihuela fue

y allende el mar Itaca

Que dos mujeres esperaran

A dos tenaces héroes de innombrables hazañas

(Tan sólo en quijotescas aventuras unidos

Y sólo en quijotescas andanzas igualados)

Dos Hombres resistiendo injustas desventuras

con la esperanza sola de abrazar a su amada

Hernández se llamaba y Ulises le nombraban…

Ambos dos esculpieron insignes travesías

Y es que los dos hollaron senderos no atisbados

Destinos diferentes pero querencia misma

Josefina y Penélope tejiendo en sus esperas

Dimensión de lo humano trenzada en carne y roca

Mujeres infinitas de dimensión Natura

 

o o o O o o o

 

Qué sería del Mundo

sin el auspicio de Ellas…!

Qué sería del Todo

sin el amparo de Ellas…!

Y qué de la existencia

sans le coeur de la femme…

sans le tendresse d´elles…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.