TRONCOS GEMELOS

  (A y para Rosa) 

 

Es por ese camino tan hollado,

ambos con nuestras botas…

Ese que un tajo lo segrega,

como enviscada y bruscamente,

de un abismo profundo y asaz verde,

serpenteado por sendas que se curvan,

a nuestras altas miradas pareciendo

que conducen a sitios misteriosos

o imposibles destinos.

 

Es allá, en el lugar que sabes,

que dos troncos gemelos desafían

-como al casi engastados-

equilibrios, tormentas y paisajes,

espectadores del abismo,

como viejos amantes y furtivos,

contándose esas cosas que se cuentan

las almas que abandonan

en sus miradas transparentes,

todas sus simetrías.

 

o o o O o o o

 

Son dos pinos amantes,

conversadores sólo con los vientos,

silentes en su idilio;

guardadores celosos

de sus ya centenarios secretismos.20150327_125901

¿Qué pudieran contarse…?

¿Es que el idioma es el silencio

cuando el abrazo tanto dura…?

 

o o o O o o o

 

Y es así que te miro:

tronco común en que me espejo

en el espacio-tiempo compartido,

desde que la semilla que nos une

entrecruzó nuestros andares,

entreverados ya, mi Cielo,

ensortijados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.