Y NO HABÍA PALABRAS

Cómo describir la caracola

sus tinciones, sus formas

su sutura, su espira o columela,

la variedad inmensa

de aspectos que nos muestra

caleidoscópicos colores,

innúmeras  maneras

de albergar en su estoma

a un blando e indefenso

caracol hacedor

arquitecto perfecto

de belleza fractal

(casi) infinita.

 

O al hipocampo siempre enhiesto

elegante y furtivo

de tamaños formas y colores

que sólo conocemos al atisbo

O el arrecife pleno

de miles de colores y tinciones

que muestran en sus formas

– más allá del ensueño

o de imaginación –

los peces y los seres que deambulan

como en soñada escena

en la mudanza incesante del color

 

O las tonalidades de los verdes

en paisajes de montes y campiñas

arbolados

y vestidos con trajes de verdura

 

o o o O o o o

 

¿Será con la palabra que pudieras

expresar esos todos milagros?

¿Será con un discurso nadiciente

que gloses lo infinito

en el tan sólo el casi?

¿O será con signos y algoritmos

que pretendas urdir con ecuaciones

el entramado arcano de la vida?

 

o o o O o o o

 

Inefable es lo prístino

Inexpresables son las emociones

Indecible es el Cosmos y el Principio

Inasible es la Vida

Pues no sabemos el origen

y no había palabras

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.